Mente y su naturaleza ¿Es útil el pensamiento?

Mente y su naturaleza ¿Es útil el pensamiento?

La mente se define como «aquello cuya naturaleza es vacía como el espacio, que siempre carece de materia, forma y color, y cuya función es percibir o comprender objetos». Al comprender de manera correcta la naturaleza y las funciones de la mente, entenderemos que la mente es algo completamente diferente del cuerpo.

Por ejemplo, al dormir, cuando soñamos, nuestro cuerpo se queda como si estuviera muerto y nuestra mente se separa de él y entra en el mundo onírico, donde experimenta una vida nueva, la del sueño.

La función de la mente es percibir o comprender objetos

Por lo general decimos: «Veo esto y aquello», porque nuestra mente ve ese objeto. Debido a que nuestra mente comprende las cosas, decimos: «Entiendo». Por lo tanto, nuestra percepción y comprensión son funciones de la mente; sin ella seríamos incapaces de percibir y comprender objetos. Además, una de las funciones principales de la mente es designar objetos. Sin nombre las cosas no podrían existir. La mente designa nombres al pensar: «Esto es tal cosa». Por lo tanto, los objetos solo existen gracias a que la mente los designa. (Extracto de como comprender la mente de Gueshe Kelsang Gyatso)

Según estudios científicos, se estima que tenemos unos 60.000 pensamientos diarios y la mayoría son negativos, repetitivos y del pasado. Hay mucho ruido en la mente.

Aunque, a un cierto nivel, nos sentimos dueños de nuestra mente, en realidad no la gobernamos. Si miráramos lo que la mente ha fabricado en una jornada, veríamos que no somos libres de pensar lo que queremos. Los pensamientos se inyectan en nuestro torrente sanguíneo mental sin que tengamos apenas control. A veces logramos enfocar algún asunto y nos orientamos sobre algo. Entonces, por un rato, estamos centrados y conducimos la nave.

Un 50% de las producciones pensantes son mero ruido, sin norte ni dirección

Si pudiéramos grabar los pensamientos de todo un día que produce nuestra mente, descubriríamos que al menos un 50% de las producciones pensantes son mero ruido, sin norte ni dirección, ruido que intoxica nuestra necesidad de silencio interior al mismo tiempo que nos protege de él, pues también le tememos. Sentimos miedo de nuestra nada interior y, extrañamente, de la felicidad que emana de ella cuando entramos en su atmósfera.

Un 30% estaría compuesto de materia mental especializada en discutir con la realidad. Regido por nuestra pequeña identidad, nuestro yo.

Esto da como resultado angustia y sentimientos que tensan el cuerpo. Su objetivo es tener razón y demostrar que las cosas deberían de ser distintas de cómo son. Es pensamiento que se aparta de lo que es, para empecinarse en lo que debería ser.

Este 30% está regido por nuestra pequeña identidad, nuestro yo, y se fertiliza con sus anhelos y angustias, sus esperanzas y sus consecuentes desesperanzas. Su diálogo interno es de tipo quejoso (“no me miro con suficiente afecto”), o dogmático (“no debería sonreír”), o fracasado (“ya decía yo que esto no funcionaría”), o víctima (“si no me hubieran despedido, otro gallo cantaría”), o exigente (“si  me ama me pondrá por encima de todo y todos”), o perfeccionista (“no debería estar enfermo, o tener los padres que tengo”)… Se trata pues de que niega, discute, cuestiona, exige o lucha con la realidad, con las cosas como son, y siempre pierde por goleada, por lo general enfermando.

El 20% de pensamiento restante, sería el pensamiento útil y funcional, que está al servicio de la vida.

está al servicio de la acción, el que nos lleva a hacer algo real y nos hace sentir bien, a nosotros y a los demás. Los pensamientos útiles están al servicio de la vida. La fecundan, la protegen, la respetan, la mejoran cuando pueden. No pierden el tiempo en vanos tormentos: proveen de agua real a los camellos reales para atravesar los caminos reales que nos llevan a oasis reales. Crean.

Las buenas ideas acarician la realidad, aderezan los pasos de nuestros propósitos, nos conducen hacia lo bueno y respetan los propósitos de los demás. Para el pensamiento útil, no hay personas ni hechos indignos. El pensamiento útil viene de un corazón cálido y apunta al bienestar de la vida. (Joan Garriga)

Pausa Mindfulness o Práctica Atención Plena para la cotidianidad. Date un momento mindfulness.

Practícalo durante un minuto, varias veces durante la mañana y varias veces durante la tarde. Trata de adoptar una postura cómoda y amable para tu cuerpo según tu momento y circunstancia.  Coloca la espalda firme y relajada. Inhala y al inhalar toma conciencia de cómo entra el aire y llena tus pulmones.

Pausa Mindfulness life. Enfoca tu mente
Mindfulness-life-Pausa-Mindfulness-3

Inhala y al inhalar toma conciencia de cómo entra el aire por la nariz y acompaña su recorrido hasta que y llega a tus pulmones.

Exhala y en la exhalación toma conciencia de cómo sale el aire desde tus pulmones hacia fuera pasando por tu nariz.

Inhala y al inhalar, observa el movimiento ascendente de tu abdomen.

Exhala y en la exhalación, observa el movimiento descendente de tu abdomen.

Inhala y al inhalar, siente como entra oxígeno y energía vital en tu cuerpo.

Exhala y en la exhalación, suelta tensión y toxinas acumuladas.

Nombra interiormente gracias estoy respirando.

Luisa Alguacil


¿Quieres conocer acerca de que son las emociones y los sentiemientos? En el próximo post.


“No vivas en el pasado, no imagines el futuro, concentra la mente en el momento presente.” (Buda)

Estamos encantados de atenderte:  info@mindfulnesslife.org | luisaalguacil@mindfulnesslife.org. Tlf. +34  953 051 824. Whatsapp: +34 605 625 394.Para más Información rellena el formulario de Contacto. Gracias.

Mindfulness life. Realizamos Retiros Mindfulness y Descanso. Y propuestas de entrenamiento Mindfulness personalizadas.  “…cambia tu enfoque… tu forma de mirar en el mundo…”


Este post está inspirado en lecturas de de como comprender la mente de Gueshe Kelsang Gyatso y vivir en el alma de Joan Garriga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Luisa Alguacil Fuentes
  • Finalidad: Los datos recabados a través de este formulario sirven a la finalidad de poder realizar comentarios en este blog, enviarle los nuevos artículos del blog, enviarle publicidad relacionada con mis servicios mediante email e invitarle a eventos organizados por mi. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si Luisa Alguacil Fuentes está tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.
  • Este sitio usa Akismet para reducir el spam , más información en https://automattic.com/privacy-notice/ .
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Contacta en luisaalguacil@mindfulnesslife.org .

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.